Pulsa para subir
 
Comparte o imprime

Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción - La Orotava

El templo es desde el 18 de Junio de 1948
Monumento Histórico-Artístico Nacional

Su primitiva ermita surgió en 1498, pero en ella se acometieron numerosas ampliaciones y obras, como la de 1632, cuando los canteros Rivero, Morales y Rodríguez Bello construyeron la capilla de la Vera Cruz y labraron la portada principal. Los terremotos del volcán de Güímar, de finales del año 1704, provocaron graves deterioros en la iglesia. Las nuevas obras de reconstrucción del templo comenzarían en 1768, año en el que se encarga la dirección y planificación de las mismas al maestro orotavense Patricio García. 
Se trata de un templo basado en el más puro estilo barroco, con una fachada de planta poligonal convexa. Posee dos grandes torres con arquerías, de base cuadrada y terminación octogonal. Su portada posee pilastras con ricos capiteles y sobre ella, están representados en dos globos esféricos, el Caribe y Canarias. Está coronada por un ventanal superior que tiene una hornacina con la Inmaculada y cuatro gárgolas de estilo medieval. 
La iglesia es de tres naves separadas por columnas jónicas y capitel corintio. Posee seis capillas laterales y una profunda capilla mayor. El tabernáculo neoclásico de la capilla mayor pertenece al taller genovés de Gusseppe Gaggini, del año 1923. El sol que lo corona es de madera de cedro y el autor fue el escultor Fernando Estévez. Está flanqueado por dos ángeles y rematado por una estatua de la Fe. 
La iglesia de La Concepción es posiblemente la mejor muestra del barroco en todo Canarias. Su fachada está formada por tres paramentos; el central, en un plano más avanzado, corresponde a la portada. La rica decoración que presenta es la muestra de cantería más completa del barroco en Canarias y fue llevada a cabo por el artista orotavense Patricio José García, quien expresó mediante símbolos la estrecha vinculación existente entre Canarias y América. 

Los orígenes de este templo se remontan a 1516 con la construcción de una capilla varias veces ampliada, donde se celebraron las fiestas de la proclamación de Carlos V, el 22 de Junio de 1516. Sin embargo, los terribles terremotos de 1704 y 1705 ocasionados por el volcán de Güímar, la dejan en estado de ruina hacia 1758. Las obras actuales se iniciaron en 1768 y finalizaron en 1788. Se contó con importantes aportaciones económicas de los emigrantes, sobre todo residentes en Cuba, llamados indianos.
Las dos torres campanarios, de 24 metros de altura, quedan retranqueadas tras los planos laterales de la fachada. Sobresale el solemne cimborrio estructurado en 16 caras - da la sensación de ser octogonal pues dispone de 8 ventanales- sobre el que se eleva una cúpula sellada por una linterna de estilo neoclásico. En el interior, las tres amplias naves están determinadas por poderosas columnas de base jónica, coronadas por capiteles de estructura corintia, todos diferentes en ornamentación. La capilla mayor está presidida por un monumental tabernáculo, de los más importantes de Canarias, obra genovesa de 1823 en mármol y jaspe procedente del taller de Giuseppe Gaggini (1791-1867). El púlpito, de idénticos materiales, fue ejecutado en el mismo taller. 

De los seis retablos que alberga la iglesia merece especial atención el de La Concepción, obra de Francisco Acosta Granadilla, en la cabecera de la nave del Evangelio, y que perteneció a la fábrica anterior. La imagen de la Inmaculada Concepción es obra italiana de Angelo Olivari (primera mitad del S. XIX). En la capilla que cierra la nave de la epístola, la imagen titular del retablo del Señor Predicador de 1667, se debe a Blas García Pulido. Otras imágenes notables son: San Juan Evangelista, María Magdalena y una Dolorosa de Luján Pérez San Pedro Apóstol, una de las obras maestras del escultor orotavense Fernando Estévez. 

De su patrimonio pictórico sobresalen los óleos: Entierro de Cristo y Ecce Homo, obras manieristas del S. XVI, de Cristóbal Ramírez, que pueden verse en la sacristía; La Inmaculada con San Ignacio de Loyola y San Francisco Javier, de Gaspar de Quevedo, junto al baptisterio; Desposorios de la Virgen con San José, del pintor orotavense Cristóbal Hernández de Quintana, a los pies de la nave de la epístola. ElMuseo Parroquial guarda una muestra muy completa de orfebrería, entre la que destacan: las andas de baldaquino para el Corpus, obra de Damián de Castro; la custodia de estilo gótico-manuelino de principios del s. XVI, custodia hecha en Córdoba también por Damián de Castro hacia 1768, en estilo rococó, por encargo del obispo de Canarias Francisco Xavier Delgado Venegas.

Construcción: Iglesia
Periodo artístico: Barroco
Periodo histórico: Siglo XVI 
Visitas de Lunes a Domingo
Horario ininterrumpido de 10:00 a 20:00hs. Entrada gratuita
Calle Tomás Pérez s/n 38300 La Orotava, Tel.:+34 922326924

Dibujos de Luis García Mesa (La Orotava)

Recibe los nuevos contenidos por email

 
PORTADA INICIO Isla de Tenerife "Vívela" .
© Copyright - Derechos Reservados L. dl C.' Tenerife