Pulsa para subir
    
Comparte o imprime

El vino – Historia

bacoEl vino
Los vinos de las Islas Canarias son de notable calidad. Para cuidar al máximo este detalle, se encuentran los consejos reguladores de las diferentes denominaciones de origen. El sello de la denominación de origen le garantiza la procedencia del vino así como la buena calidad de este.
casa del vino el sauzal 1casa del vino el sauzal 2casa del vino el sauzal 3casa del vino el sauzal 4casa del vino el sauzal 5casa del vino el sauzal 6
La viña
La viña es una constante en el paisaje isleño, y su cultivo constituye un importante recurso para el sector agrario de Tenerife. El esplendor de los vinos canarios alcanzó su máxima expresión en los siglos XVII y XVIII, época en la que la actividad comercial de la Isla logró cotas más que importantes.

Tenerife llegó a exportar once millones de litros al año. Por aquel entonces, escritores de la talla de Shakespeare, Góngora, Scott, Kuprin, Goldoni o Spillman dejaban constancia en sus obras de su admiración por las excelencias de los caldos canarios.
Tenerife cuenta hoy con cinco denominaciones de origen para el vino: Tacoronte-Acentejo, Ycoden-Daute-Isora, Valle de La Orotava, Valle de Güímar y Abona, que, en su conjunto, embotellan anualmente más de cinco millones de litros.
En el municipio de El Sauzal, en la vertiente norte de la Isla, se encuentra la Casa del Vino La Baranda, una casona del siglo XVII en la que las autoridades isleñas han levantado un valioso museo dedicado a la tradición vitivinícola tinerfeña.

Historia

La tradición vitivinícola data del siglo XVI, tiene origen español y portugués. Durante los siglos XVI, XVII y XVIII, gran cantidad de vinos tinerfeños fueron exportados hacia Europa y América, reconociéndose su calidad en apartados rincones del planeta. El origen de la vid en Tenerife es antiquísimo, destacándose una temprana elaboración organizada de vinos que durante siglos han dejado claramente establecida su calidad y personalidad, sobresaliendo ante muchos otros vinos producidos en geografías especializadas de Europa o de otros continentes. Esta acción comercial motivó el desarrollo urbanístico de importantes municipios y trajo consigo una pasajera colonia de ingleses que contribuyó a controlar el comercio de exportación. Para los tinerfeños el vino es mucho más que un significativo valor de subsistencia para un sector de su población. Es un producto que forma parte importante de su patrimonio cultural, arraigado de forma popular con alta expansión del conocimiento y práctica de las tradiciones enológicas. os caldos contraetiquetados de la provincia son muy diversos, recogiéndose entre ellos vinos blancos, tintos y rosados en las categorías secos, semisecos, dulces y semidulces; de barrica, licorosos, espumosos, generosos, de aguja, crianza, reserva, gran reserva, jóvenes, maceración carbónica, barrica semicrianza y crianza. Un porcentaje elevado de la población los distingue apreciando sus características distintivas, sabe beberlos y permite que estos elixires mágicos ahonden el disfrute de la vida prosperando un sentimiento de buen vivir. Miles de personas fuera de Canarias se benefician del consumo de estos vinos experimentando análogas sensaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 
PORTADA INICIO Isla de Tenerife "Vívela" .
© Copyright - Derechos Reservados L. dl C.' Tenerife