Pulsa para subir

Enigma Lercaro

Introducción Histórica

La Casa de la familia Lercaro, actual museo de Historia de Tenerife, está situada en la ciudad de San Cristóbal de La Laguna, concretamente en una de sus principales calles, la de San Agustín. Es un inmueble del siglo XVI y fue construida en sus orígenes como vivienda para una familia de adinerados comerciantes genoveses, la familia Lercaro, aunque en fechas ya posteriores el inmueble fue destinado a diferentes usos tales como la sede de la facultad de filosofía y letras, una carpintería... pero no fue hasta los años setenta del recién acabado siglo XX cuando el Cabildo insular de Tenerife decide adquirirla para convertirla en el museo que es hoy en día. El claro estilo italiano del siglo XVI ha quedado marcado en la edificación; su fachada, los detalles ornamentales de los pasillos interiores y pequeñas muestras de arquitectura que reflejan con evidencia el estilo genovés empleado en su creación.Es un inmueble del siglo XVI y fue construida en sus orígenes como vivienda para una familia de adinerados comerciantes genoveses, la familia Lercaro, aunque en fechas ya posteriores el inmueble fue destinado a diferentes usos tales como la sede de la facultad de filosofía y letras, una carpintería... pero no fue hasta los años setenta del recién acabado siglo XX cuando el Cabildo insular de Tenerife decide adquirirla para convertirla en el museo que es hoy en día. El claro estilo italiano del siglo XVI ha quedado marcado en la edificación; su fachada, los detalles ornamentales de los pasillos interiores y pequeñas muestras de arquitectura que reflejan con evidencia el estilo genovés empleado en su creación.


No obstante,  La Casa de los Lercaro es sin lugar a dudas un lugar para el aprendizaje, para conocer la historia de la isla después de la llegada de los conquistadores, conocer su forma de vida, como se desarrollaba su día a día, que hacían, que escribían y que pensaban. En definitiva, una visita al actual museo de Historia de Tenerife no solo sirve para adentrarnos en los misterios que lo rodea, sino que debe servir para conocernos un poco más a nosotros mismos a través de la historia.

La Leyenda

Catalina era la hija de Antonio Lercaro. Se dice que esta joven fue obligada por su padre a casarse con un adinerado noble de la isla a pesar de que ella no quería desposarse con aquel hombre. Es por ello que al enterarse de los propósitos de su padre, decide acabar con su corta vida.
Catalina en un arrebato de histeria corre escaleras abajo y sin pensarlo decide arrojarse al pozo que hay en uno de los patios de la casa. Una de las sirvientas de la familia al ir a coger agua, ve como el cuerpo de la ya fallecida joven reposa en el fondo de aquel "pozo de muerte".
La familia queda sumida en un hondo dolor por aquel hecho ante lo cual, al poco tiempo de lo sucedido, decide cambiar su domicilio al norte de la isla, al Valle de La Orotava donde fija su nueva residencia. Podemos pensar que el traslado de casa se debió a que no soportaban vivir entre los recuerdos de su fallecida hija, o es que quizás "su hija no les dejaba descansar" tras lo ocurrido.
Lo cierto es que en aquella época el suicidio no era admitido por la iglesia, lo que impedía enterrar al fallecido en camposanto. Así pues, la familia decide dar sepultura a la joven en uno de los patios de la casa.

¿Catalina aún está aquí?

Llevo algún tiempo detrás de la pista de esa joven, no sé muy bien por qué pero me atrae la figura de Catalina Lercaro. Quizás porque al ser de esta ciudad (La Laguna), desde pequeño en cierta forma he mamado mucho de esta leyenda que yo si me lo permites, elevo al grado de misterio absoluto.
Debo decir de antemano que conseguir documentos sobre este fenómeno es tarea muy difícil no solo por las complicaciones que estos fenómenos supuestamente paranormales siempre encierran sino por la negativa constante a colaborar por parte de las autoridades insulares, aunque de este tema si te parece hablaré al final de este reportaje.


Momento de la investigación (Juanca Romero)

angulo 13
En el mes de mayo de 2006, pude entablar algunas conversaciones con 3 personas que afirman haber presenciado diferentes episodios en el interior del museo. Estos testimonios (que conservo en formato audio), son una muestra creíble o no de lo que a día de hoy sigue ocurriendo en ese lugar E.M.L. (los nombres se ocultan para preservar la intimidad de las personas), trabajó hace algunos años en el museo.

"Recuerdo una tarde cuando un miembro de la seguridad, una empleada de la limpieza y yo estábamos en la planta baja cuando de golpe oímos un fuerte golpe en el piso de arriba, creímos que una de las vitrinas había caído al suelo, pero cuando subimos, todo estaba tranquilo y ordenado"

- PREGUNTA: ¿ocurrió cosas parecidas en otras ocasiones?
- RESPUESTA: Una mañana de martes tuve que subir a una de las habitaciones que hay en la parte alta de la casa y cuando me dirigía de frente hacia la puerta de esta dependencia, un fuerte portazo cerró la puerta de golpe. Me asusté más por el ruido que por otra cosa porque pensé que sería una corriente de aire, pero al entrar en la habitación caí en el detalle de que allí no había ventanas. Tengo que decirte que bajé las escaleras más rápido que nunca. Esa fue mi primera experiencia "extraña" en la casa.


- PREGUNTA: ¿Cuánto tiempo trabajaste en el museo?
- RESPUESTA : casi un año.


- PREGUNTA: ¿Por qué te fuiste?, ¿Se debió a estos fenómenos?
- RESPUESTA: No me renovaron el contrato pero la verdad es que me daba igual porque yo estaba ya por irme desde muchos meses atrás. Pero no solo yo, sino que algunos de mis compañeros si se fueron por culpa de los "ruidos".
angulo 13-2 
E.M.L. me puso en contacto con 2 personas más, una de ellas empleada en la actualidad del museo y al día siguiente por la tarde (25-abril-2005) pude tener una charla distendida con ellos en una conocida cafetería de la ciudad.
F.G.G. y E.A.D. me contaron cosas realmente "de película". Debo decir que aunque uno cree estar acostumbrado a estas cosas, la narración de los hechos que estas dos personas adultas vivieron en laCasa Lercaro, me puso los pelos de punta.
F.G.G. es un hombre de mediana edad que trabajó en el museo como seguridad durante algunos años. Se considera una persona bastante escéptica pero confiesa con rostro algo compungido que en aquel lugar "ocurren cosas raras".

“Mientras realizaba mi ronda, noté como la temperatura subía y bajaba rápidamente sin explicación, aparente"


- PREGUNTA: ¿En alguna ocasión pudiste ver algo extraño o todo eran ruidos y sensaciones?
RESPUESTA: Ya se sabe que uno cuando se sugestiona ve donde no hay pero en unas cuantas ocasiones me pareció ver una especie de sombra junto al crucifijo que hay en la vitrina de la antigua cocina. Yo no di ni una sola ronda por las dependencias del museo sin estar en un estado de alteración brutal.


- PREGUNTA: ¿Nunca te dio por grabar en video o con una grabadora estos hechos?
- RESPUESTA: Pues la verdad es que no, pero al museo han ido muchos investigadores, cuando podían, a grabar. Incluso una vez recuerdo que una mujer de esas que tienen poderes sensitivos estuvo allí con un periodista de Barcelona.


- PREGUNTA: ¿El personal que entra nuevo al museo sabe de la existencia de estos fenómenos extraños?
- RESPUESTA: Pues ya se sabe que cuando entran los nuevos siempre se les asusta con eso de que se les aparecerá "el viejo" o que tengan cuidado al quedarse solos en las dependencias. Pero eso es normal en todos los trabajos, cuando llega un nuevo, siempre se le pone nerviosillo, lo que pasa en el museo es que no es necesario poner nervioso a nadie porque ellos solos se ponen a los pocos días de estar allí.

antigua cocinaHay un tema en que todos los que allí trabajan y muchas de las personas que visitan el lugar coinciden, la estancia que albergaba la antigua cocina, les producen escalofríos y una sensación de incomodidad cuando se encuentran en ella. Las alteraciones electromagnéticas y de temperatura son evidentes en esta habitación, muchas personas afirman que al entrar en ella sienten un frío repentino que les recorre todo el cuerpo, al mismo tiempo que notan como al entrar en ese lugar, los pelos se ponen de punta como si allí hubiese una fuerte carga electromagnética.
E.A.D. aún trabaja en el Museo de Historia de Tenerife (Casa Lercaro). Está convencida de que allí hay fantasmas incluso me contó algo que llegó a dejarme algo desestabilizado.

“En una ocasión entré a la habitación donde se encuentra el retrato de Antonio Lercaro y me encontré con una niña que hablaba con él, mirando la imagen de aquel hombre, ¡la niña le hablaba! En el instante que le preguntaba dónde estaba su madre, ésta llegó y ambas continuaron con su visita al museo."

- PREGUNTA: ¿Has sido testigo de primera mano de lo que ocurre allí?
- RESPUESTA: Algunas veces. Incluso una vez, y éramos algunos allí, oímos como en el piso superior se caía una estantería, pero de verdad que dio un "taponazo" muy fuerte. Cuando subimos a ver qué había ocurrido, todo estaba en perfecto estado. En otras ocasiones he visto la imagen de un señor mayor como disuelto en el aire que mira atentamente el crucifijo de la antigua cocina.


- PREGUNTA: ¿La imagen de un hombre? ¿No se trataría de Catalina entonces?
- RESPUESTA: No, el es el "viejo de la cocina", otros también lo han visto mirando la cruz y girándose hasta que se desvanece.


- PREGUNTA: ¿Que opinan los demás compañeros del museo sobre la existencia o no de algo paranormal en el lugar?
- RESPUESTA: La mayoría alguna vez ha visto o sentido algo pero no van a hablar porque dicen, y es verdad, que si extiendes mucho esas cosas por ahí, pierdes el trabajo o te dan por loca. Yo solo colaboro con el museo de forma desinteresada, a mi no me hace falta para comer pero si mi sueldo dependiera de mi actividad allí, tampoco diría nada porque se de buena fuente que si cuentas cosas de estas, no renuevas.


- PREGUNTA: ¿Esas son acusaciones algo fuertes no crees?
- RESPUESTA: No digo que te echen por hablar de "fantasmas" pero "no conviene".

CATALINA NO ESTÁ SOLA

¿Quién era la extraña figura de aquel viejo hombre  que se aparece en la cocina? si este "ente" también ronda las dependencias podríamos afirmar con las miles de reservas oportunas, que Catalina o mejor dicho, su fantasma  tiene compañía. Entonces, ¿Cuantos "habitan" la Casa Lercaro?
Hay un dato muy significativo y que a mi aún no pudiendo demostrar que ocurrió, me parece relevante y es el hecho de que en unas obras acometidas en uno de los patios del inmueble, los obreros encontraron en las excavaciones los cuerpos esqueléticos de tres personas que estaban enterradas en aquel lugar. Insisto en la falta de pruebas para poder afirmar que este hecho ocurrió así en realidad, pero es de voz pópulos que durante aquellas reformas eso fue
Lo que ocurrió.
Los golpes, ruidos como si arrastraran muebles, lo  que se denomina raps, continúan ocurriendo en el lugar. ¿Quién camina desde la sección VI hasta la vitrina del Cristo, casi deslizándose por el suelo?, ¿quién se aparece en el granero?


En disposición de trazar una lista de lugares propensos del inmueble a estos fenómenos nos encontramos con el siguiente plano de situación:
plano de situación1. Área TF (Dedicada a la isla de Tenerife)
2. AREA II (La Evangelización y el Marco Religioso)
3. AREA FL (Dedicada a la familia Lercaro)
4. PATIO.
En color rojo se reflejan los diferentes patios de la casa.
He representado con puntos de color las dependencias del museo donde se han recogido diferentes incursiones no solo psicofónicas sino de tipo raps o visualización directa.
Punto Verde: Indica el lugar donde se han recogido incursiones de tipo psicofónico.
Punto Rosa: Indica el lugar donde se han recogido incursiones de tipo raps o visualización directa.

UN MISTERIO AÚN ABIERTO
Decir que el misterio está cerrado es decir muchísimo porque nada está más lejos de la realidad. Cierto es que aunque las trabas son cada vez más para poder acceder a información sobre el misterio de la Casa Lercaro, los hechos extraños siguen produciéndose en la actualidad, quizás en este mismo instante algún trabajador o visitante del Museo de Historia de Tenerife esté siendo testigo de fenómenos parapsicológicos en sus dependencias.
Como siempre digo y me gusta apuntar, que cada cual saque sus propias conclusiones y que haga valoraciones. Ahora bien, si alguien me pregunta sobre mi posición respecto a estos fenómenos yo haría las siguientes puntualizaciones:
- Creo rotundamente que en la Casa Lercaro se producen hechos insólitos, de difícil explicación dentro de los razonamientos lógicos.
- Las psicofonías y algunos (no todos) de los testimonios obtenidos en el inmueble me ofrecen máxima credibilidad.
- Es cierto que la sugestión puede jugar malas pasadas en la casa, pero en episodios en los que los testigos son un grupo de 16 personas las cuales escuchan al unísono el estruendo de una vitrina al caer que finalmente se comprueba que no se ha movido ni un pelo, en episodios como estos digo, yo me hago algo mas crédulo.
- No sé si la imagen femenina que se aparece es la de Catalina Lercaro o la de otra mujer, pero el fenómeno está ahí y los testimonios que afirman haberla visto también.
- En definitiva, creo que la Casa Lercaro es un claro exponente de casa encantada en el más estricto sentido del término.

JuanCa Romero Hasmen
AGRADECIMIENTOS. Estoy muy agradecido a mi buen amigo David R.A. que ha sido la persona que me puso en contacto con las personas que han dado testimonio de lo que ellos saben del misterio del museo.
Mil gracias a E.M.L. por hablar con claridad y por ponerme en contacto con otras personas relacionadas con el museo.
Agradecimientos a F.G.G. porque dedicó más de una hora para hablar conmigo mientras su esposa le esperaba con el pequeño de la familia mirando los patos de la plaza de la catedral.
Y un fuerte beso y agradecido de corazón a E.A.D. porque a pesar de seguir vinculada al museo, decidió charlar conmigo sobre lo que allí ocurre, sabiendo incluso que cabe la posibilidad de publicar sus declaraciones en diferentes medios de difusión. Es evidente por tanto, la necesidad de preservar los nombres completos de estas personas, y se hace de obligado cumplimiento.
La casa o palacio de LercaroVer también:
"La casa o Palacio de Lercaro"Museo de Historia y Antropología de Tenerife
La casa o palacio de Lercaro fue mandada construir en 1593 por el teniente general de Tenerife Francisco Lercaro de León y constituye un exponente destacado de la arquitectura civil de las islas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 
PORTADA INICIO Isla de Tenerife "Vívela" .
© Copyright - Derechos Reservados L. dl C.' Tenerife