Pulsa para subir
Comparte o imprime

Mirador de La Tarta


Desde este mirador, situado en una de las puertas de acceso al Parque Nacional, podrás contemplar las cumbres más altas de Tenerife, presididas por el Teide. A sus pies, el denso pinar del Parque Natural de Corona Forestal bajo el que se despliega el Valle de La Orotava. Sin embargo, la mayor parte del año, el Valle aparece oculto bajo el espeso mar de nubes que genera los vientos alisios, un espectáculo que también vale la pena contemplar.

Seguimos nuestra ruta de ascensión al Parque Nacional de las Cañadas del Teide y, una vez despareció la vegetación de la Corona Forestal, hicimos otra parada en el Mirador de la Tarta. Seguimos viendo el majestuoso Teide y el mar de nubes desde otra perspectiva, pero lo más llamativo de este mirador era el juego de colores de las capas volcánicas.

Cada una de las capas corresponde a una erupción diferente, pudiendo haber transcurrido siglos entre ellas:
  • La capa blanca proviene de un volcán situado en Las Cañadas. Su erupción fue muy violenta, arrojando fragmentos de pómez a gran altura que fueron arrastrados hasta aquí arrastrados por el viento. Es una capa porosa y ligera.
  • Las capas oscuras, formadas por picón basáltico, fueron emitidas por conos volcánicos cercanos y su erupción fue más suave. Las capas negras surgen en erupciones con bajo contenido en gas, mientras que las rojizas toman este color por la oxidación al entrar en contacto con el agua subterránea que entra en el conducto eruptivo y se vaporiza.
 
PORTADA INICIO Isla de Tenerife "Vívela" .
© Copyright - Derechos Reservados L. dl C.' Tenerife