Pulsa para subir
    
Comparte o imprime

Semana Santa en Tenerife

El 25 de julio de 1496, con la Paz de Los Realejos se da por concluido el proceso conquistador de la Isla de Tenerife. Es a partir de este momento cuando, y tras la erección de la Parroquia Matriz del Apóstol Santiago del Realejo Alto, en Los Realejos, y de la Iglesia de la Concepción en San Cristóbal de La Laguna, Tenerife comienza a ser plenamente evangelizada, surgiendo fundaciones religiosas, como el Convento de San Miguel de las Victorias, de la Orden Franciscana, casa de religiosos establecidos en esta isla en 1506.

Es precisamente en este convento franciscano donde recibe culto una de las más antiguas imágenes que procesionan en la Semana Santa de Tenerife, el Cristo de La Laguna obra de Louis Der Vule quien lo tallara hacia 1514 y que, habiendo pertenecido originalmente a Don Juan Alonso Pérez de Guzmán y Zúñiga, VI Duque de Medina-Sidonia, pasó a La Laguna, quizás como regalo del noble español al conquistador y Adelantado de Tenerife, Don Alonso Fernández de Lugo. Otra Semana Santa reseñable en la isla es la de la capital, Santa Cruz de Tenerife, en esta Semana Santa destacan los pasos de la Esperanza Macarena de Santa Cruz de Tenerife (de la Real Cofradía de La Macarena de Santa Cruz) y el Señor o Cristo de las Tribulaciones.

ORIGEN
Teniendo en cuenta que el proceso de conquista de las islas del Archipiélago Canario abarca un periodo que va desde 1402, año en que da comienzo la conquista de la Isla de Lanzarote, hasta 1496, año en que en Los Realejos se da por concluida la conquista de Tenerife, el origen de las celebraciones de la Semana Santa en Canarias irá ligado al momento propio en que comienza la evangelización de cada lugar.

Con la aparición de las primeras comunidades parroquiales y la llagada de las primeras órdenes religiosas, la vida religiosa, marcada por la suplantación de las creencias de los aborígenes, por el Evangelio, llegado de la mano de los invasores, comienzan a celebrarse en los diferentes lugares, las principales celebraciones y fiestas vinculadas al rito católico. Así, la Semana Santa se desarrolla de distintas maneras, dependiendo de la isla de la que se trate, existiendo incluso diferencias importantes entre los municipios de una misma isla.
Son conocidas las de San Cristóbal de La Laguna, La Orotava, Güímar, Garachico y Los Realejos (Tenerife), la de Las Palmas de Gran Canaria (Gran Canaria) y la de Santa Cruz de La Palma (La Palma). En todas ellas, tiene una presencia importante la imaginería canaria, tratándose casi todas de imágenes de candelero talladas por artistas como José Luján Pérez o Fernando Estévez del Sacramento y de escultores foráneos, como Martín de Andújar Cantos, entre otros.

Saber más:
Como muchas fiestas religiosas, tiene su origen en un evento astronómico, en este caso la primera Luna llena después del equinoccio de primavera. En algunos lugares, las celebraciones religiosas comienzan dos días antes del Domingo de Ramos, esto es, el viernes anterior. 
La Semana Santa del año 2013 según el calendario litúrgico se celebrará entre el 24 y el 31 de Marzo del 2013. Las fechas de la Semana Santa son variables, ya que se establece la festividad según un evento astronómico.

Fechas más señaladas de la Semana Santa del año 2013

24 de Marzo, Domingo de Ramos
25 de Marzo, Lunes Santo
26 de Marzo, Martes Santo
27 de Marzo, Miércoles Santo
28 de Marzo, Jueves Santo
29 de Marzo, Viernes Santo
30 de Marzo, Sábado de Gloria (ó Sábado de Gloria)
31 de Marzo, Domingo de Resurrección (ó Domingo de Pascua)
1 de Abril, Lunes de Pascua, festivo en algunas comunidades



La Semana Santa, que celebra la pasión, la muerte y la resurrección de Jesús de Nazaret, se celebra este año del día 24 de marzo (Domingo de Ramos) al 31 de marzo (Domingo de Resurrección). A lo largo de la Historia ha habido siempre una gran confusión con respecto al día en el que debe celebrarse la Pascua cristiana, también llamada Pascua de Resurrección. No fue hasta el año 325, durante el Concilio de Nicea, cuando se establecieron unas normas concretas para determinar la fecha de la Semana Santa, que, sin embargo, siguieron sembrando la duda al existir dos sistemas de cálculo, el alejandrino y el de la Iglesia romana. Finalmente, en el año 525, el modo para establecer la Pascua se unificó quedando de la siguiente forma:

La Pascua o Domingo de Resurrección, último día de laSemana Santa en el que se celebra la resurrección de Cristo, debe siempre caer en domingo. Nunca puede celebrarse ni antes del 22 de marzo ni después del 25 de abril, ya que deberá coincidir siempre el domingo después de la primera luna llena que sucede al equinoccio de la primavera boreal (21 de marzo), es decir, el domingo siguiente a la primera luna llena de primavera. Para ser concretos y no depender de la oscilación astronómica y geográfica, esta luna llena se fija en base a un calendario eclesiástico y lleva implícito que si coincide en un domingo, la Pascua deberá posponerse al domingo siguiente, para evitar así que coincida con la Pascua judía, que se celebra la primera noche de luna llena de la primavera (independientemente del día de la semana que sea).

La fecha más frecuente del Domingo de Pascua de Semana Santa es el 19 de abril y las menos frecuentes son el 22 de marzo y el 25 de abril. De la fecha de la Semana Santadependen además otras celebraciones religiosas, como Pentecostés, que se celebra 50 días (siete semanas) después de la Pascua; la Ascensión, que tiene lugar a los 40 días de la resurrección; o el Miércoles de Ceniza, que inaugura la Cuaresma (40 días antes del Jueves Santo, el jueves anterior al Domingo de Pascua) y que pone fin a la fiesta pagana del Carnaval.

Este periodo de preparación de la Pascua (la Cuaresma) -que simboliza los 40 días que pasó Jesús en el desierto, los 40 días que duró el Diluvio Universal, los 40 años de la marcha del pueblo Judío por el desierto y los 400 años que duró la estancia de los judíos en Egipto- es el origen también de la tradicción de los famosos Huevos de Pascua, típicos del final de la Semana Santa. Durante todo este tiempo previo a la Semana Santa, los cristianos se preparan para la muerte y resurrección de Cristo, mediante la abstinencia, la meditación y el ayuno, por lo que, tras 40 días, las despensas solían llenarse de huevos que los creyentes comenzaron a pintar para distinguirlos de los frescos. Otros consideran el huevo, una vida nueva, como símbolo de resurrección y festejan con ellos el día final de la Semana Santa.

 
PORTADA INICIO Isla de Tenerife "Vívela" .
© Copyright - Derechos Reservados L. dl C.' Tenerife