Pulsa para subir
    
Comparte o imprime
Síguenos en
Facebook (1)bloque-twitteryoutube1286824423_vimeodailymotion

Gangocheras del Puerto de la Cruz



Las Gangocheras, muy populares a mitad del siglo XIX, podemos situarlas en el Puerto de la Cruz e incluso en Santa Cruz, a donde acudían a cambiar o vender sus productos de los pueblos del interior de la Isla.

Desde pequeña he sentido mucha curiosidad por la cultura de canarias, en principio, sobre todo por la indumentaria, su procedencia, y a medida que pasaban los años, también por la gastronomía.

Siempre he tenido interés por los libros que documentaban cada uno de los ámbitos de nuestra cultura canaria, como por ejemplo los de Don Juan de la Cruz, también las Miscelaneas Canarias, y por el trabajo del excelente sastre Don Manolo Acosta.

Gracias a mi tío, Miguel Falcón, he podido profundizar en el ambiente, puesto que siempre es quien mas me ha insistido para ello, ya que es un gran maestro en esta doctrina.

Un domingo cualquiera, me puse con mi suegra a buscar en Internet documentos gráficos sobre el flolklore de nuestras islas, y me quedé muy sorprendida de lo poco que hay, y de la complejidad de los documentos de texto, es decir, intentaré que mis explicaciones sean mas bien algo coloquiales, para llegar a todo tipo de personas, ya que el fin principal de este blog, es que se conozca la cultura canaria, no solo que se lea bonito o culto.

Cuando cumplí 15 años, mi tío Miguel, me enseñó una serie de láminas con atuendos típicos de varios lugares de Tenerife, y del Archipiélago, para que yo eligiera uno, y él regalármelo por mi cumpleaños. Había en los dibujos muchos vestidos atractivos, con historias muy interesantes, aunque como norma general, antes la gente elegía el vestido de su propio pueblo, pero el llamado "traje de la Orotava", no concordaba con mis preferencias. Me decanté por el de "gangochera del Puerto de la Cruz ", casi en su totalidad por su estética, puesto que me parece un traje precioso, y ademas tiene una historia muy rica.

Gangocheras del Puerto de la Cruz

Las gangocheras, eran mujeres portuenses, que desde muy temprano llenaban cestas de pescado, las cargaban en la cabeza, e iban caminando hasta la Orotava, a cambiar ese pescado por productos de la Tierra que no se dan en zona costera, tales como papas y verduras. Para hacer este canje, lo anunciaban a gritos por todo el pueblo.

Años más tarde, a mi tío se le ocurrió, que con la misma falda del traje de gangochera me podía salir otro vestido, añadiéndole accesorios, el justillo, la mantilla, el sombrero, pañuelo y zapatos, asi me salió también el llamado traje de "mujer de Chasna", aunque no sea del todo correcto, porque el viro de la falda es rojo, y el segundo ha de ser amarillo, pero vamos que no desluce para nada, puesto que siempre digo que la indumentaria hay que llevarla lo más correctamente posible, pero el matiz del viro es insignificante.

Chasna se caracteriza por ser el municipio más alto de España, y pertenece a Vilaflor, en el Sur de Tenerife, allí tras la iglesia de San Pedro Apóstol, nació el primer santo canario, el Hermano Pedro, canonizado en 2002.

En cada uno de los vestidos destacan sus colores, en el de gangochera, el contraste de los tonos azules recuerdan a las diferentes profundidades del mar que rodea a nuestras islas, y su sombrero de ala semi-ancha que protegía del sol del municipio portuense, y en el de Chasna, el contraste a su vez de tonos tan dispares como son el verde, el rojo y el mostaza, que a su vez combinan tan perfectamente, que dan vida a la indumentaria chasnera, destacando también la elegancia de su sombrero negro.

Gangocheras y Canastilleras 
Fuente: La Sandunga
Guigou, en su obra "El Puerto de la Cruz y los Iriarte", nos relata que las "Gangocheras y Canastilleras es el nombre popular de las revendedoras que desde tiempo inmemorial existían en el Puerto de la Cruz". "Muy de mañana, al alba, salían de sus casas, en la "Ranilla" numerosas mujeres cargadas a la cabeza, con una gran cesta de pescado fresco, de ese pescado tan sabroso del Puerto que llega, aún vivo al comprador"... "Caminan adelante y descalzas estas gangocheras, subían hasta La Orotava y pueblos del Valle, donde cambiaban el pescado por productos de la Tierra, mientras que las Canastilleras, vendían las telas que recibían desde Santa Cruz, o las cambiaban por orchilla, cochinilla y hasta por vino, todo lo cual les producía buenas ganancias, por lo que la "Ranilla", junto a casas miserables, tenía familias que gozaban de un gran bienestar económico, sobre todo los vecinos de la calle San Felipe"
"Es de advertir que ambas clases de revendedoras, no hacían su entrada en los pueblos sin antes ponerse el calzado que llevaban en la cesta, el cual se volvían a quitar en cuanto iniciaban el regreso al Puerto. Los zapatos son pues, un simple adorno, el corretear descalzas desde niñas, les dotaba de unas plantas de los pies lo suficientemente encallecidas para poder desafiar todos los pedregales".

Me complace compartir un poquito de la historia de nuestra tierra, plasmada en mis vestidos, con los que tan buenos ratos he pasado en muchas romerías y bailes de magos. Adjunto fotos propias, en las que se aprecian ambos vestidos.
Isabel Falcón
 
PORTADA INICIO Isla de Tenerife "Vívela" .
© Copyright - Derechos Reservados L. dl C.' Tenerife