Pulsa para subir

Aeropuerto de Los Rodeos en sus inicios

La terminal de Los Rodeos en el año de la inauguración del aeropuerto.
Fué el 3 de mayo 
de 1946 cuando Tenerife-Norte comenzó oficialmente las operaciones de vuelos comerciales
La terminal de Los Rodeos en el año de la inauguración del aeropuerto. Fué el 3 de mayo de 1946 cuando Tenerife-Norte comenzó oficialmente las operaciones de vuelos comerciales.

Por sus condiciones climáticas, el sur de Gran Canaria y el sur de Tenerife, ofrecían los requisitos necesarios y óptimos para la construcción de un aeropuerto. 

Así lo ratificó un informe de los años 60 preparado por la “Aviation Assistent Group”, la “US Federal Aviation Agency” y la “US Operation to Spain”, donde se indicaba lo idóneo de la ubicación del aeropuerto de Gando, que se hallaba a poca distancia de la ciudad de Las Palmas y disfrutaba de condiciones meteorológicas y de visibilidad excelentes. Pero no así el aeropuerto de Los Rodeos, cuyas dificultades habían sido detectadas en 1930, a raíz del primer vuelo comercial entre Madrid y Canarias realizado por el aviador José María Ansaldo en un avión Ford de la compañía CLASSA. 

Una anécdota popular cuenta como se pidió consejo a unos ingenieros alemanes para saber cual era, en su opinión, el mejor terreno de la isla para construir un aeropuerto. Al carecer de intérprete, indicaron en el mapa un lugar acompañándolo con gestos negativos. Agradeciéndoles el favor, se llevó la propuesta a los interesados. Se les entregó el mapa marcado y se les explicó como los alemanes hacían gestos negativos señalando el mapa. La conclusión estaba clara: No se podía construir el aeropuerto en ningún sitio de la isla, salvo en el lugar indicado con lápiz rojo. El lugar señalado por los alemanes, naturalmente, era el Llano de Los Rodeos, en La Laguna.

En 1919 se proyectaba un servicio aéreo con América. Canarias representaba un excelente punto estratégico y el Cabildo decidió actuar: ofreció al Estado el solar costero situado entre El Bufadero y la cantera de La Jurada con el propósito de instalar un campo de aviación en Santa Cruz (partiendo de un proyecto francés para la instalación de una base de hidroaviones). El proyecto resultó fallido al desestimarlo el Ministerio de la Marina. 


Comenzó así un largo período de estudios y presentaciones de proyectos en busca de un emplazamiento adecuado para el ansiado aeropuerto. Se barajaron nombres como La Cuesta (en 1923, propuesto por las líneas aéreas Latécoère, para la línea Canarias-Cabo Juby-Casablanca-Málaga), Los Cristianos (en 1929, propuesto por la compañía alemana Hansa para la línea Alemania-Argentina), Los Rodeos (en 1929 la futura llegada de un avión alemán impulsó al Cabildo a arrendar unos terrenos como campo de aterrizaje), Los Llanos de Maja (en las Cañadas del Teide, que servirían de campo auxiliar con una pista de 4 kms, con una rápida conexión a la carretera de Las Cañadas al Portillo, para cuando las condiciones meteorológicas de Los Rodeos no fueran favorables), Lomo del Caballo, en Candelaria (en 1933, el ingeniero jefe de Aeropuertos estudió estos terrenos como adecuados para la ubicación del futuro campo de aterrizaje, aunque fueron posteriormente descartados), Montaña Roja (zona que fue ocupada décadas después por el actual aeropuerto del Sur-Reina Sofía), El Socorro-Güímar (en 1935 el Cabildo aprobó un proyecto del arquitecto Marrero Regalado para un aeropuerto en esta zona tras un concurso de ofertas de terrenos)?

Para que la Isla fuese incluida dentro del plan aeropostal era necesario que todo quedara resuelto con rapidez, por lo que, en la visita de 1933, el ingeniero jefe de aeropuertos D. Carlos Borbón y el técnico teniente de navío D. José Galán recabaron información del Observatorio Meteorológico acerca de las condiciones meteorológicas de los terrenos de Los Rodeos y de los terrenos denominados "San Lázaro", en las afueras de La Laguna (para determinar la presencia o ausencia de nieblas) y se pidió a la Dirección Aeronáutica el envío de un técnico para visitar los lugares propicios, siendo asesorado por el personal de la Oficina de Vías y Obras Insulares. 

El técnico, D. José Galán, realizó un estudio de toda la isla, considerando como terrenos más adecuados en las costas de la isla los situados en Montaña Roja (que, como se apuntó antes, son los actualmente ocupados por el aeropuerto Reina Sofía). 


En el interior de la isla designó como aceptables Los Rodeos y Las Cañadas (el campo de Los Rodeos era aconsejable mantenerlo para fines turísticos y estar cerca de Santa Cruz, contando con Llano de la Maja-Las Cañadas como campo auxiliar en el caso de que Los Rodeos quedara fuera de servicio); el resto de terrenos probables fueron desechados por ofrecer escasas dimensiones o ser demasiado costosas las obras a realizar.

En 1930, se declaran oficiales los terrenos para la construcción del aeropuerto. En 1935, el Cabildo acuerda sufragar los gastos de un pequeño hangar y manda marcar el futuro campo de Los Rodeos . 


Estas obras se llevan a cabo entre 1938 y 1939. Así, poco a poco, se fue edificando y ampliando lo que llegaría a ser el aeropuerto de Los Rodeos, inaugurado oficialmente el 23 de Enero de 1941. El piloto Luis Lerdo de Tejada, con un avión Dragón, procedente de Gando, tendría el honor de estrenarlo.

Aeropuerto de Los Rodeos, año 1958
 
PORTADA INICIO Isla de Tenerife "Vívela" .
© Copyright - Derechos Reservados L. dl C.' Tenerife