Pulsa para subir
Comparte o imprime
Síguenos en
Facebook (1)bloque-twitteryoutube1286824423_vimeodailymotion

Binter y su presencia histórica en la aviación canaria


El ATR-72 sustituye al Fokker-27

Señoras y señores pasajeros: bienvenidos a bordo de este viaje sobre unos renglones de recuerdos, en el que me complace comunicarles que el 26 de marzo de 1989 dos aviones de Binter se cruzaron sobre el mar a mitad de camino entre los Montes de Anaga y la costa de Agaete. Habían despegado al mismo tiempo desde el aeropuerto de Gando y el de Los Rodeos, el primero con destino a Tenerife y el otro hacia Gran Canaria. Los cielos del archipiélago se vistieron de gala para celebrar el primer vuelo de una empresa de aviación regional canaria, que por aquello de contentar a todos y para evitar pleitos insulares, fueron dos los trayectos con los que se iniciaron las operaciones en aquel día primaveral, dejando dibujadas en el aire las siluetas de dos aviones CN-235 como símbolo del hermanamiento entre las islas capitalinas. 

El año 1990 marca la primera etapa de Binter, con el incremento paulatino de unas operaciones que hasta ese momento efectuaban aeronaves de Iberia y Aviaco. El 16 de febrero realizo su vuelo inaugural un ATR-72, que se incorporaba a la compañía como primera unidad de una flota que en la actualidad cuenta con 17 aeronaves. Los tres primeros aviones fueron financiados con una subvención de capital concedida por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, que tuvo en cuenta por primera vez la insularidad como causa determinante para calificar al transporte aéreo como medio de comunicación indispensable, considerando al cielo de nuestras islas una prolongación del espacio aéreo europeo. Desde noviembre de 1991 a enero de 1992 se incorporan tres unidades más, completando una flota de seis aeronaves que sería la columna vertebral de la operativa de la compañía.

El ATR-72 sustituyó a otro gran avión de características similares, el Fokker-27 operado por Aviaco, que se despidió del archipiélago despegando del aeropuerto de Los Cangrejos el 12 de junio de 1990, un día antes de que El Hierro se convirtiese en un nuevo destino de Binter. En aquellos momentos los viajeros herreños dudaron de las características técnicas del aparato que jubiló al mítico Fokker, pues pensaban que el desafío aeronáutico de aquella pista tan corta no podría ser superado por ese nuevo avión. Poco tiempo después comenzaron a confiar en el “Binter grande”, que era el apelativo con el que algunos pasajeros bautizaron a aquella máquina segura, eficiente , económica y con mejores prestaciones que cualquier otra de su generación.

La adolescente Binter, que fue concebida por Iberia en el año 1988, cumplía trece añitos cuando ya la cortejaban algunos novios canarios. Después de unos meses de galanteos, el Grupo Hesperia de Inversiones Aéreas conquistó a la joven, adquiriendo la empresa el 26 de julio de 2002. Cuatrocientos veinte trabajadores, once aeronaves y miles de clientes fieles formaban una nueva compañía, que tenía hasta entonces el monopolio de un mercado cautivo. Se iniciaba así una época de crecimiento y consolidación del transporte aéreo regional canario, que ofrece ahora más de dos millones y medio de plazas anuales con 160 vuelos diarios.

En los últimos años los retos del bajo coste y la competencia de otros medios de transporte, han obligado a poner en marcha un plan de reestructuración acorde al momento crítico que sufre la economía, sin olvidar las necesidades básicas de quienes tienen el derecho a desplazarse por el archipiélago. Una flota de 17 aeronaves renovada con los últimos modelos de ATR-72 y seis unidades de negocio conforman el grupo empresarial de la marca Binter, en el que trabajamos más de mil empleados. Los locales de esta gran superficie comercial ocupan parte del espacio aéreo de nuestras islas, con unas carreteras dibujadas en el firmamento que enlazan por el aire sentimientos, amores, alegrías, trabajo, necesidades familiares y en ocasiones algunos padecimientos humanos.

El verde, el blanco y el azul del logo de nuestros aviones se confunden hoy con los tonos multicolores de cielo, formando un arco iris de esperanza que abre el camino para mejorar día a día la calidad del servicio ofrecido por una compañía aérea que es todo un símbolo para la sociedad canaria. Millones de clientes fieles han sido los verdaderos protagonistas de la historia de esta veinteañera de alas brillantes y fuselaje tricolor, que ha crecido con el trabajo eficiente de todos, consolidándose como la mejor empresa de aviación del archipiélago.

El tiempo vuela más rápido que nuestras aeronaves y obliga a renovar constantemente elementos humanos y materiales. Por ley de vida unos alcanzaremos algún día la jubilación, mientras otros tendrán la fortuna de ocupar las vacantes que dejarán los más viejos. Pero siempre seguirán en plantilla y con contrato fijo las nubes y las chocolatinas, dando belleza y dulzura a esos vuelos que van escribiendo día a día en el cielo una parte de la historia de la aviación canaria. Señoras y señores pasajeros: felices aterrizajes.
Manuel Luis Ramos García (Comandante Piloto de Canarias Airlines)
Ver más contenidos de:
Manuel Luis Ramos García - Comandante piloto de Canarias Airlines
Manuel Ramos es comandante de Binter. Cuando el pasajero toma su ATR 72, en cualquier aeropuerto isleño, este hombre, enamorado de la aviación, ofrece una explicación detallada del viaje e invita a quienes lo deseen a pasar a cabina para que se empapen de la seguridad del aparato y de la pericia de sus tripulantes... 
Andrés Chaves (periodista)

 
PORTADA INICIO Isla de Tenerife "Vívela" .
© Copyright - Derechos Reservados L. dl C.' Tenerife