Pulsa para subir

Isla de la Palma - Canarias



La isla Bonita

La isla de La Palma acoge al visitante que desea disfrutar de la naturaleza, perderse en paisajes vírgenes, contemplar impresionantes acantilados y disfrutar de playas de fina arena negra. En La Palma el sol brilla todo el año, lo que hace de ella un destino diferenciado donde descansar en cualquier época del año y en cualquiera de sus playas. Características éstas que le han configurado un cariñoso apelativo, el de la Isla Bonita.
La Palma, cuyo nombre histórico es San Miguel de La Palma, pertenece al archipiélago de las islas Canarias y está adscrita a la provincia de Santa Cruz de Tenerife. En esta reserva de la biosfera podremos elegir entre espesos bosques con manantiales, impresionantes cumbres frente a vertiginosos barrancos, también tendremos la posibilidad de ver una de los mayores cráteres del mundo y extraños paisajes de lava.


Rasgos de la isla
En la parte Noroccidental del archipiélago Canario, se encuentra la isla de la Palma, también conocida como la isla bonita o isla Verde, por sus exuberantes bosques y extraordinarias bellezas naturales. Tiene una superficie de 706 kilómetros cuadrados y una población de 80.000 habitantes, repartidos en 14 municipios.
Se dan en esta isla unas alturas considerables para un perímetro tan corto. Su altura máxima es el Roque de los Muchachos con 2.426 m., aunque toda la cordillera central de la isla sobrepasa los 2.000 metros. La distancia desde Tenerife es de 85 kilómetros, mientras que desde la Península (Cádiz) es de 1.440 kilómetros. 
La Isla de la Palma, tiene junto a una abrupta topografía, la influencia de los vientos alisios y el aislamiento, dando lugar a una diversidad de paisajes y una riqueza en especies endémicas, que han hecho posible que en la actualidad existan numerosos espacios protegidos. Destacan entre ellos: La Caldera de Taburiente declarada Parque Nacional en 1954, La Finca del Canal y los Tilos, que es reserva de la biosfera desde 1983. 
En 1987 se amplió el catálogo de espacios protegidos con once Parajes Naturales de interés Nacional y cinco Parques Naturales declarados como tales por la Comunidad Autónoma Canaria. El Parque Nacional fue ampliado a 4.690 has. abarcando además de la cabecera del Barranco de las Angustias, parte del barranco del Riachuelo y ladera sur de Bejenado. La ley creó asimismo un cinturón de protección denominado Preparque donde se limitan las actividades de tipo urbanístico.
Se dan en esta isla unas alturas considerables para un perímetro tan corto. Su altura máxima es el Roque de los Muchachos con 2.426 m., aunque toda la cordillera central de la isla sobrepasa los 2.000 metros. La distancia desde Tenerife es de 85 kilómetros, mientras que desde la Península (Cádiz) es de 1.440 kilómetros. 
Como el resto de las Canarias y demás archipiélago que forman la Macaronesia, es de origen volcánico, distinguiéndose de todas las demás por el verdor de sus montes y la abundancia de agua, siendo La Palma la única isla canaria que tiene arroyos o pequeños ríos.


Datos Históricos
La conquista de La Palma para España comienza el 29 de Septiembre de 1492 con el desembarco en las playas de Tazacorte de las tropas comandadas por el adelantado Alonso Fernández de Lugo, terminando la misma el 3 de Mayo del año siguiente. Los primitivos pobladores llamaban a su isla Benaohare y estaba dividida en 12 cantones o señoríos que gobernaban otros tantos señores. El último rey palmero en someterse a los invasores fué el indómito Tanausú, que gobernaba el reino de Aceró (Caldera de Taburiente). 
Tras los fallidos intentos de los castellanos de adentrarse en la Caldera para reducirle, Fernández de Lugo mandó a un tal Juan de Palma, pariente de Tanausú ya cristianizado, para convencer a este de que saliera por el paso de Adamacansis para hacer un pacto de caballeros. Así lo hizo Tanausú fiel a su palabra de caballero, y fué capturado en una emboscada en el lugar conocido hoy como El Riachuelo, en las proximidades de La Cumbrecita. 
Una vez concluido la conquista, con la incorporación de la isla de La Palma a la corona de Castilla, comienzan a llegar a ella, castellanos, mallorquines, catalanes, portugueses, italianos, flamencos etc. atraídos por las riquezas de esta tierra. Todas estas gentes y los pocos indígenas que seguramente quedaron, forman el tronco de la población palmera actual. 

Siglo XVI
La isla adquiere una notable pujanza, los trapiches o ingenios azucareros tienen una gran actividad. También se exportaban notables cantidades de vino Malvasía, miel y otros productos.
Se instalan los primeros astilleros y el puerto de Santa Cruz de La Palma desarrolla una intensa actividad comercial, con enlaces marítimos a Europa y América. 
Esta prosperidad de la isla atrae a famosos piratas y corsarios de la ‚poca, como el francés jambe de Bois (Pata de Palo), que en 1553 saqueó e incendió Santa Cruz de La Palma, destruyendo importantes monumentos y archivos de la ciudad. 

Siglo XVIII 
El puerto de Santa Cruz es considerado el tercero del imperio, después de Amberes y Sevilla. De él son despachados buques para América y en la capital palmera se crea el primer juzgado de Indias. Mención especial merece la construcción naval favorecida por la abundancia de madera en los bosques de la isla.
A poco de la conquista se instalaron los primeros astilleros, que mantuvieron una gran actividad hasta los años 40 de este siglo. De ellos salieron valerosos veleros como La Amistad, San Miguel Nivaria, Rosa del Turia, Ninfa de los Mares, La Fama, El Triunfo, La Verdad etc. 
De todos ellos hay que destacar a La Verdad, admirado en todos los puertos de Europa y América que visitaba. Fue‚ construido por Don Sebastián Arocena en 1873, tenía 40 metros de eslora y cargaba 700 toneladas. Se dice que en sus numerosos viajes a Cuba llevó hasta 400 pasajeros mas la tripulación y llegó a hacer el viaje La Palma - Cuba en solo 18 días, lo cual era un acontecimiento de la‚ época. En 1899 se terminó la vida de este popular velero, naufragando en las islas Bermudas. 

Siglo XIX
Se introduce en la isla el cultivo de la cochinilla (parásito de las tuneras) para hacer tintes, que vino a significar una importante fuente de ingresos para los campesinos. También resurge de nuevo la caña de azúcar, que se había abandonado y se traen las primeras plataneras. 

Siglo XX
Se extiende de tal forma el cultivo del plátano que en la actualidad es la base primordial de la economía palmera, con unas exportaciones superiores a los 130 millones de kilos. Otros complementos a la economía insular son, la ganadería caprina, la pequeña industria tabaquera, el vino, el cultivo del aguacate y una joven industria turística. Hay que resaltar la labor del agricultor palmero, que con un esfuerzo sobrehumano ha puesto en regadío fértiles tierras, donde antes habían solo campos de lava estériles, buscando el agua en las entrañas de la isla y transportando la tierra desde lejanos lugares. Tienen los palmeros merecida fama de ser expertos agricultores, no sólo en su tierra sino fuera de ella, donde el emigrante isleño ha dejado huellas palpables de su paso. 

Clima
El clima es muy variable, según la zona en que uno se encuentre, teniendo en cuenta que estamos en una isla con alturas superiores a los 2.000 metros sobre el nivel del mar, y dos zonas bien diferenciadas: la parte nordeste favorecida por los vientos alisios cargados de humedad y la sudoeste mucho más seca y soleada. 
En toda la franja costera hasta la cota de los 200 metros hay una temperatura media de 20 grados. Una vez superemos esta altura, en invierno, el termómetro desciende según vayamos subiendo, hasta llegar incluso a 0 grados en las partes altas de la isla. En verano, las temperaturas en las zonas altas alcanzan con facilidad más de 30 grados.

Temperaturas medias al día
Mes:Día (°C)Noche (°C)Agua (°C)Sol (horas)
enero2115195
febrero2114186
marzo2215196
abril2216197
mayo2217198
junio2418209
julio25192210
agosto2621239
septiembre2621228
octubre2619226
noviembre2418215
diciembre2216205

Pluviometría
Es la isla más favorecida por las lluvias, debido a su peculiar relieve, las borrascas atlánticas le afectan con frecuencia. Por otra parte, toda la franja nororiental se ve afectada frecuentemente por los alisios, que forman el mar de nubes, produciendo con ello la llamada "lluvia horizontal", al contacto de estas con los árboles, lluvia en forma de goteo de gran importancia para los acuíferos. En cuanto a datos pluviométricos, la franja costera del sudoeste es la menos lluviosa con 350 litros anuales por m2., en medianias sobre los 500 litros por m2 y en zonas medias altas se sobrepasan los 1.000 litros por m2. anuales.
El desarrollo de mapas de pluviometría ha sido cancelado en Apalmet, los mapas realizados durante su funcionamiento siguen disponibles para consulta.
Consulta mapas de años y meses anteriores
2009
2010
2011

Estos mapas se realizan con un mínimo de 25 estaciones meteorológicas repartidas por todos los municipios palmeros.
Puedes consultar los datos de precipitación en el apartado Datos Precipitaciones.

Manantiales
En La Palma están los principales manantiales de Canarias y donde existen los únicos arroyos de aguas transparentes. Los de la Caldera de Taburiente y Marcos y Corderos en los Sauces son los más importantes, así como los del barranco del Río en Santa Cruz de La Palma. Desde la conquista, estas aguas de nacientes fueron aprovechadas como fuente de energía para los trapiches azucareros y los molinos de gofio. 

Flora y vegetación
A pesar de la mano depredadora del hombre desde la conquista, la isla conserva aún importantes vestigios de vegetación. Los más importantes son los bosques de Laurisilva del norte, como El Cubo de La Galga y El Canal. Los Tilos están declarados como reserva de Biosfera y protegidos por la Unesco.
El pino Canario puebla gran parte de la isla y desde hace años está prohibida su explotación, por lo que esta especie, que vive incluso en terrenos muy pobres, se está extendiendo a tierras que le fueron usurpadas en otra época. Según el botánico palmero, Arnoldo Santos, la flora endémica de esta isla está compuesta por 70 especies, otras 104 son endemísmos canarios y 33 macaronésicos. El resto hasta llegar a 774 especies son introducidas o espontáneas. 
Entre los endemísmos palmeros destacan los Bejeques, de los que existen varias clases, Cardoncillo (Ceropegla Hians), Violeta o Pensamiento de la cumbre (Viola Palmensis), el Tajinaste, también con varias especies, tagasaste, tomillo deburro, etc. Del legendario y famoso Drago, endemísmo de la Macaronesia, quedan en la Palma una notable cantidad, la m s importante de Canarias. Pueden verse bellos ejemplares de este singular árbol en las Breñas, Garafía, Punta Gorda ... Pero los montículos más interesantes están en La Tosca (Barlovento) y en Butacas (Las Tricias).

1 comentario:

El Guía Local dijo...

Acantilados de vértigo, miradores que quitan el hipo y una ruta de volcanes que te dejarán sin respiración, son solo algunas de las cosas que vas a encontrar en La Palma, una isla diferente que muestra la otra cara de Canarias en la que no todo es sol y playa. Ideal para el trekking y el turismo rural; la verdad de sus fiestas, el clima y las vistas te atraparán durante tus días aquí. Ponte ropa cómoda y calzado deportivo que empezamos a caminar por los senderos de esta isla que te dejarán con la boca abierta.

Si te gusta hacer senderismo, ¡este plan te va a encantar!. Hay una ruta en el sur de la isla, de unas 6 horas, en la que se anda por una mini cordillera, denominada Cumbre Vieja en la que se pasa por todos los volcanes. Se suele hacer de madrugada con luna llena y es IMPRESIONANTE. También está la opción de ir directamente al municipio de Fuencaliente y ver los últimos volcanes (San Antonio y Teneguía) en un caminito más corto y llevadero.

Publicar un comentario

 
PORTADA INICIO Isla de Tenerife "Vívela" .
© Copyright - Derechos Reservados L. dl C.' Tenerife