Pulsa para subir
    
Comparte o imprime

Las Galletas y el origen de este nombre


Las Galletas ¿porqué este nombre?

El actual núcleo costero de Las Galletas, en el municipio de Arona, posee un curioso nombre que es, sin duda, junto con el de Los Cristianos, uno de los topónimos castellanos más antiguos del municipio de Arona, surgido en los primeros años siguientes al fin de la incorporación de la isla de Tenerife a la Corona de Castilla en el año 1496. 

El nombre de Las Galletas aplicado a un lugar de la costa del antiguo reino guanche de Abona aparece ya mencionado en una data o repartimiento de tierras del año 1516, es decir, veinte años después del fin de la conquista de la isla, por la que se concedió a Cristóbal de Valcárcel y a su suegro Pedro de Lugo “seiscientas fanegas de sequero de buena medida en el Reino de Abona desde el llano del Ahijadero… todo el barranco abajo que va a dar a Las Galletas hasta la mar con los pozuelos del dicho barranco… a dar al corral grande que dicen de Los Cristianos y por allí arriba hasta el barranco que está junto al barranco y camino de Adeje”.

El origen de este nombre tan antiguo seguramente no se debe a la acepción más usual que en el idioma español de hoy tiene la palabra galleta referida a un pastel de harina y azúcar, sino que seguramente el nombre del pueblo de Las Galletas traiga su origen en una más desconocida acepción de dicha palabra que alude a una vasija pequeña con un caño torcido para verter el líquido que contiene, quizás en referencia a un antiguo almacén guanche en la zona de vasijas de este tipo.

El nombre indígena del lugar que hoy llamamos Las Galletas, según don Juan Bethencourt Alfonso, es el de Gaña, topónimo guanche éste que encontramos también en el municipio de Vilaflor de Chasna bajo la forma de Lagaña. 

Vilaflor de Chasna año 1924
Según relata el investigador Nelson Díaz Frías en su obra “La historia de Vilaflor de Chasna”, la primera descripción que se conserva de Las Galletas, cuando era un puerto o surgidero perteneciente a la jurisdicción de Vilaflor, corresponde a un documento militar del año 1740, en el que se dice que del puerto de Gibitero (hoy Los Abrigos) “al caletón de Las Galletas habrá unas tres leguas, tiene agua algo retirada y en el verano llegan algunos barquitos a cargar de granos y asimismo tiene algunas casitas esparcidas”. Este interesante documento del siglo XVIII nos permite imaginar la estampa bucólica que debía ofrecer la caleta de Las Galletas por entonces, con sus pozos de agua cercanos y unas pequeñas casitas o chozas usadas para el tránsito de mercancías con la jurisdicción de Chasna. 

No será hasta finales del siglo XIX cuando surja el caserío pesquero de Las Galletas tal como lo conocemos, de forma que, según el investigador Nelson Díaz Frías, el primer habitante moderno del pueblo de Las Galletas fue doña Juana Hernández Martín, natural del Valle de San Lorenzo y que fue una humilde habitante de este paraje costero del municipio de Arona, constando avecindada en Las Galletas en el momento de su fallecimiento en el año 1891, siendo soltera y habiendo dejado nueve hijos en el momento de su muerte, de los que proceden muchas de las primeras familias de pescadores de Las Galletas.

(Información extraída del libro de Nelson Díaz Frías “La historia de Vilaflor de Chasna” Tomo I).
 
PORTADA INICIO Isla de Tenerife "Vívela" .
© Copyright - Derechos Reservados L. dl C.' Tenerife