Pulsa para subir
    
Comparte o imprime

Piscinas en el océano



Abrigos rocosos ideales para bañarse en Tenerife, La Palma y El Hierro

En las islas occidentales de Canarias –correspondientes a la provincia de Santa Cruz de Tenerife- las playas se despliegan señaladamente en las costas meridionales. ¿Y en las zonas septentrionales, donde el mar del norte se lleva en un tris la arena depositada? En esta escarpada morfología los habitantes han hecho de la necesidad virtud, acondicionando abrigos rocosos intermareales a modo de zonas de baño y esparcimiento gratuito. Son las llamadas piscinas naturales.

Los vasos se llenan al ritmo de las mareas dos veces al día, y los muros de cierre y balaustradas actúan como un antídoto contra el reboso (fuerte oleaje), contando con instalaciones análogas a las del universo playero. Sus aguas añiles, ese aroma denso, indefinible, de las algas, crean la ficción de estar sumergiéndonos en medio del océano. Consultar previamente las banderas de aviso.

Este paisaje intermareal fue el sustrato de la memoria de César Manrique, quien alumbró en el Puerto de la Cruz (Tenerife) el Complejo Costa Martiánez. Es preciso pagar entrada, al igual que en el Parque Marítimo de la capital tinerfeña, obra póstuma del artista lanzaroteño.

Ver también: Piscinas naturales
Créditos: El Viajero - El País Viajes
 
PORTADA INICIO Isla de Tenerife "Vívela" .
© Copyright - Derechos Reservados L. dl C.' Tenerife