Pulsa para subir

Los contrastes entre el norte y el sur de Tenerife

Sur de Tenerife

El mayor contraste se produce durante alguno de los meses de invierno, en los que es posible gozar del sol y de la playa en cualquier punto del litoral tinerfeño, mientras se contempla, en lo alto, a muy pocos kilómetros en línea recta, la silueta blanca, completamente nevada, del pico del Teide. Todos los años nieva en Las Cañadas y sus alrededores (a unos dos mil metros de altitud) en cantidad bastante considerable.

Hay otros muchos contrastes climáticos. Santa Cruz de Tenerife es una ciudad que goza de un clima habitualmente cálido durante todo el año. En invierno, si viaja desde la capital hasta el centro de San Cristóbal de La Laguna (la ciudad universitaria de la isla) conviene llevar alguna ligera ropa de abrigo, porque en apenas una decena de kilómetros puede bajar considerablemente la temperatura e, incluso, encontrarse con un tiempo ligeramente lluvioso. 

El Norte y el Sur de la Isla tienen también distintas características climáticas. Hay más horas de sol al año en el Sur y más pluviosidad y humedad en el Norte (de ahí las diferencias de paisajes y tonalidades) , pero ambos climas son ideales y cubren todo tipo de gustos al respecto dentro de esa moderación y suavidad de que se hablaba al principio. 

En realidad, los médicos europeos del siglo XIX (ingleses y holandeses principalmente) ya recomendaban a sus pacientes el Norte de Tenerife como lugar idóneo para la cura natural de algunos males relacionados con los achaques de la edad y del aparato circulatorio.

En resumen, las altas temperaturas que le corresponderían a la isla de Tenerife por su proximidad al trópico de Cáncer y al desierto del Sáhara, están suavizadas gracias a la influencia oceánica y a la corriente fría de Canarias. Por otro lado, la gran elevación de la isla conlleva una notable variación térmica altitudinal.

Norte de Tenerife

 
PORTADA INICIO Isla de Tenerife "Vívela" .
© Copyright - Derechos Reservados L. dl C.' Tenerife