Pulsa para subir
 
Comparte o imprime

Manta Esperancera

La Manta
De todas las prendas usadas por los campesinos de Tenerife la más representativa es la manta, un elemento de abrigo que usaron, básicamente, los pastores y campesinos de las cumbres de la Isla.
Se confecciona con lana importada de Inglaterra, (de hecho fue introducida por los ingleses), doblada en dos y fruncida al cuello se convierte en prenda de abrigo insustituible.
Aunque, usada mayoritariamente por los hombres, las mujeres y los niños también la usaban cuando los rigores del tiempo lo imponían. 
Su color característico es el blanco con rayas azules en los extremos, siendo frecuente que su cuello se forrara. Su uso ha perdurado hasta hoy por sus características de confort, abrigo impermeable y durabilidad.
Tiene una hechura sencilla, se dobla por la mitad del largo, aunque eso depende de la altura de la persona, porque el tamaño normal es aquel que llega un poco más abajo de las pantorrillas. La parte doblada se pliega con un hilo fuerte, así se forma un estrecho cuello que se forra de negro. Además todo el borde de la abertura va ribeteado con una cinta negra de terciopelo, hasta abajo.
La manta suele ser de color blanco con una serie de listas azules, que normalmente son tres, de las cuales, la central es la más ancha.

La Manta Esperancera
Esta prenda se ha convertido en símbolo del campesino canario. Para muchos autores, la manta esperancera es de origen guanche, una evolución del tamarco que utilizaban éstos para taparse.
Lo cierto es que las primeras referencias visuales de tal prenda, se remontan al siglo XIX, en un texto de A. Diston (1824) aparece una imagen con el título “Hombre de Tacoronte”, en la que se puede ver a un campesino del norte de Tenerife abrigado con esta manta.
El origen del nombre está en que es en La Esperanza, una zona de gran frío y humedad, donde más se extendió su uso.
La manta, normalmente importada de Inglaterra gracias a las importantes relaciones comerciales que tuvo el Archipiélago con este país, eran de color blanco natural de la lana, con unas rayas de color azul cerca de los extremos.
Eran impermeables, lo que las hacían una gran aliada contra la lluvia y el frío.
La manta se doblaba en dos mitades, se fruncía al cuello y se utilizaba a modo de capa.

los_sabandenos_01
El grupo lagunero Los Sabandeños popularizó esta insigne prenda canaria. En la actualidad, es posible ver algunos pastores de las zonas de medianías utilizar dicho abrigo, e incluso, en algún bazar del pueblo de La Esperanza las sigue confeccionando de manera artesanal.

 
PORTADA INICIO Isla de Tenerife "Vívela" .
© Copyright - Derechos Reservados L. dl C.' Tenerife