Pulsa para subir

Mirador de La Punta de Alcalá, La Gomera

ISLA DE ACANTILADOS

Los acantilados son los espacios más salvajes y recónditos de La Gomera. La dificultad para acceder a ellos los ha mantenido a salvo de la acción humana, y este hecho los ha convertido en refugio para numerosas especies que han desaparecido del resto de la isla. Es el caso de los acantilados de Alajeró, al sur de la isla, donde aún nidifica el Guincho o Águila pescadora.

Ahora, te encuentras en el límite sur de uno de tesoros más emblemáticos y recónditos de la Isla Colombina: el Monumento Natural de Los Órganos. En esta zona, donde los farallones se precipitan hacia el mar desde más de 500 metros de altitud, la erosión marina y la gravedad han labrado una espectacular costa acantilada. Este desmantelamiento ha permitido el afloramiento de los cimientos de La Gomera: el complejo basal, un apilamiento de lavas basálticas que se alzó desde el fondo marino en los lejanos días del nacimiento de la Isla. Al enfriarse, estas adoptan forma de “almohadilla”, razón por la que se las conoce como “pillow lavas” o “lavas almohadilladas”. Esta es una de las pocas zonas de Canarias en las que puede observarse este fenómeno.

En este ámbito de excepcional importancia geológica, destacan, también, las maravillosas columnas de Los Órganos, un espectáculo, visible únicamente desde el mar, conformado por un conjunto de prismas que surgieron por el enfriamiento lento de las lavas en el interior de la isla y que, hoy, la erosión ha dejado al descubierto.



LOS CIMIENTOS DE LA ISLA

En la galería de imágenes, lavas almohadilladas, formadas al enfriarse el basalto bajo las aguas. A continuación, Los Órganos, tal y como se puede apreciar desde el mar.



www.miradoreslagomera.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 
PORTADA INICIO Isla de Tenerife "Vívela" .
© Copyright - Derechos Reservados L. dl C.' Tenerife