Pulsa para subir
    
Comparte o imprime

Mirador de La Asomadita, La Gomera


DE PIRATAS Y CORSARIOS. ATAQUES SOBRE LA VILLA DE SAN SEBASTIÁN

No te dejes engañar por la aparente tranquilidad de la bahía que se extiende ante tus ojos: en el pasado, y con demasiada frecuencia, los habitantes de San Sebastián de La Gomera tuvieron que aprender a mirar al mar con temor. Franceses, holandeses, ingleses o argelinos asestaron diferentes golpes a la isla entre los siglos XVI y XVIII, que se saldaron con la destrucción de edificios, el saqueo, la captura de esclavos o el incendio de la localidad. 

Las riquezas de América pasaban por Canarias rumbo a la metrópoli, y esto convirtió al Archipiélago en objetivo para todos los corsarios, que tenían a España como enemigo común. En este contexto, la desguarnecida Villa de San Sebastián, que podía proporcionar a los asaltantes abundantes suministros, se convirtió en una de las víctimas predilectas. En 1571, la flota de Jean Capdeville saquea e incendia la población. En 1599 fue el célebre Peter Van der Does, que venía de incendiar Las Palmas de Gran Canaria, quién la arrasó. Y en 1618, una flota de 60 navíos al frente de Tabac y Solimán se presenta ante una villa completamente abandonada por sus habitantes. Sin embargo, no todos los ataques tuvieron el mismo final.

En 1743, la Royal Navy, decidida a anexionar alguna de las islas Canarias a Gran Bretaña. Envía a La Gomera tres navíos al mando de Charles Windham. En esta ocasión, los gomeros habían aprendido las lecciones de la Historia. Vecinos de toda la isla acudieron a defender este lugar. Y, esta vez, vencieron al invasor. Un recordatorio de este episodio, que elevó la decaída moral de los isleños, adorna las paredes del mayor templo de la isla: la Iglesia de la Asunción.


UNA ISLA EN EL PUNTO DE MIRA

En las fotos que acompañan a este texto, Peter Van der Does, que asaltó la isla en el año 1599, A la derecha, el mural de la Iglesia de la Asunción que muestra la derrota británica en el asalto de Charles Windham a la Villa, en 1743.



LA ISLA COLOMBINA. PROTAGONISTA DE LA HISTORIA UNIVERSAL

Es martes, 6 de Septiembre de 1492. 
La bahía que se despliega ante tus ojos está a punto de escribir su nombre en uno de los capítulos más importantes de la Historia de la Humanidad. Dos carabelas y una nao, que han permanecido avituallándose en el Archipiélago durante casi un mes, parten por fin hacia lo desconocido. Han hecho bien en prolongar los preparativos en La Gomera. El almirante de la expedición, aunque confiado en el éxito de la empresa, ha trazado un plan arriesgado, que requiere pertrecharse de abundantes provisiones. 

Se llama Cristóbal Colón, y pretende conseguir algo que muchos consideran imposible: alcanzar las ricas islas de las especias, Cipango y Catay, cruzando el Atlántico, rumbo al oeste. No lo logrará. Una tierra que no esperaba, América, se interpondrá en su camino hacia las Indias. El viejo y el nuevo continente se encontraron en aquel viaje, y con él, el mundo cambió para siempre. 

El error de cálculo de Colón lo llevó a emprender una de las aventuras más relevantes de la Historia. Jamás quiso admitir su equivocación. Mantuvo, hasta su muerte, que había arribado a las tierras de Cipango.

LOS VIAJES DE COLÓN

La bahía de San Sebastián de La Gomera se convirtió en un lugar fundamental para Cristóbal Colón a la hora de afrontar sus viajes al Nuevo Mundo. Además de en el viaje del Descubrimiento, sus naves volvieron a atracar en este lugar en 1493 y 1498.



www.miradoreslagomera.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 
PORTADA INICIO Isla de Tenerife "Vívela" .
© Copyright - Derechos Reservados L. dl C.' Tenerife