Pulsa para subir
    
Comparte o imprime
Síguenos en
Facebook (1)bloque-twitteryoutube1286824423_vimeodailymotion

Guanarame, el último Bimbache libre

Mi nombre es Guanarame, soy el último de los bimbaches libres, aunque no se por cuanto tiempo todavía. 

Escapé de las cadenas de la esclavitud a la que los crueles invasores de mi amada isla Ezeró sometieron a los escasos supervivientes de mi pueblo. No pude salvar a mi joven esposa Tinguafaya.

Huyendo de mis captores, me arrojé al mar desde los acantilados de los Roques y nadé varios días sin descanso. Exhausto, alcancé las orillas de la isla libre de Benahoare. Ahora vivo acogido por mis hermanos los ahuaritas.

Lo perdimos todo cuando no supimos guardar el secreto del agua. Pobre Agarfa, el amor la traicionó y su condena fue también nuestra condena para siempre. Tal vez no hubiéramos podido resistir por mucho tiempo, pero el conocimiento que nuestro pueblo detentaba sobre el origen del agua nos hacía fuertes frente a la horda invasora de los piratas normandos. ¡Malditos Jean de Bethencourt y su malvado hijo!.

El agua, si, el agua lo era todo. Nuestros antepasados no tardaron en descubrir su importancia en tan pequeña y árida isla. Salvo en la época de temporales, los abundantes barrancos aparecían completamente secos y los manantiales apenas duraban unos pocos días. Pero en las laderas de la isla expuestas a los vientos del norte hay una espesa selva que recoge las nubes. Es allí donde se produce el milagro del agua. El valioso bosque es la única zona de la isla preservada del pastoreo de los rebaños, no en vano es un paraje consagrado a nuestra deidad Eraoranhan. Y en el lugar más oculto, en el enclave más recóndito y secreto se encuentra el Garoé, el árbol santo.

Cuando los soldados europeos descubrieron el emplazamiento del Garoé, la estirpe de los bimbaches se enfrentó a los últimos días de su libertad y de su historia.

Mi nombre es Guanarame, soy hijo de la pequeña isla Ezeró, la última de las islas del fuego frente al inmenso mar. Ahora vivo con mis hermanos ahuaritas en la isla todavía libre de Benahoare. Aquí, esperando la llegada de los barcos invasores, nos preparamos para la lucha inevitable.

Ver también:
El Garoé
Cuenta la leyenda que desde antiguo hubo en El Hierro un árbol que manaba agua. Los bimbaches lo llamaban Garoé (‘río, laguna’) y era uno de sus bienes más preciados al no haber en la Isla más fuente que sus hojas… 


El Til ¿posible árbol Garoé?
¿Es posible que este fuese el árbol que los bimbaches llamaban Garoé? TIL Ocotea foetens til, tilo. Familia: Lauraceae Lugar de origen: Islas Canarias y de Madeira Til es el nombre...


 
PORTADA INICIO Isla de Tenerife "Vívela" .
© Copyright - Derechos Reservados L. dl C.' Tenerife